Visitar el Palacio de Charlottenburg

Visitar el Palacio de Charlottenburg

Situado al oeste de Berlín, se trata del palacio más grande y majestuoso de la ciudad. Visitar el Palacio de Charlottenburg es una buena opción durante tu viaje a Berlín. De estilo rococó, el palacio te ofrece salas majestuosas, colecciones de arte y unos fantásticos jardines.

¿Qué ver en el Palacio Charlottenburg?

Este palacio de estilo rococó es sin duda una de las joyas turísticas que ver en Berlín. Construido como residencia veraniega para la reina Sofía Carlota, el Palacio de Charlottenburg (Schloss Charlottenburg) fue un lugar de retiro para la dinastía de los Hohenzollern. Hoy en día es uno de los mayores palacios de Berlín y también el más majestuoso.

El palacio, así como el distrito en el que se encuentra, Charlottenburg-Wilmersdorf, debe su nombre a la reina. Después de la muerte de Sofía Carlota, el rey Federico III (posteriormente, Federico I) nombró el palacio y los alrededores en honor a su esposa. En el recinto encontrarás el Palacio Antiguo, el Ala Nueva, el Nuevo Pabellón, el Mausoleo, el Belvedere Teahouse y, por supuesto, los impresionantes jardines. Estos últimos son de visita obligatoria y además tienen entrada libre.

A continuación, te describimos la historia y los lugares que hay que ver en el Palacio de Charlottenburg.

Visitar Palacio Charlottenburg Berlín

El interior del palacio

Podrás visitar el Palacio Antiguo, con sus majestuosas salas barrocas, cámaras reales y las colecciones de porcelana. Pero también te espera el Ala Nueva, donde podrás ver la Galería Dorada, un salón de baile de estilo rococó. El palacio también alberga una colección de pintura francesa del siglo XVIII y la llamada Cámara Plateada, con una impresionante vajilla de oro, plata, cristal y porcelana colocada como se hacía antiguamente.


Guía de turismo Charlottenburg

Los jardines de Charlottenburg

El palacio de Charlottenburg se alza junto a un extenso parque con lago y ladea con el río Spree. Sus jardines, de entrada gratuita, son uno de los reclamos del palacio y una de las áreas verdes que visitar en Berlín. Fueron diseñados al estilo barroco, por un discípulo del jardinero de Luis XIV en Versalles. Pero con el tiempo y la moda se rediseñaron al estilo inglés. Hoy en día puedes admirar sus rosas, hacer un picnic, jugar con tus hijos en el parque infantil o en la bajada de trineo en invierno… Entra en viajar a Berlín con niños para más actividades en familia.


Qué visitar Palacio Charlottenburg Berlín

Otros lugares que ver

En los abastos jardines del Palacio de Charlottenburg también se encuentra el Mausoleo donde reposan Federico Guillermo III y su esposa, la Reina Luisa, así como el Káiser Guillermo I y su esposa. Otro lugar de interés en el palacio es el Belvedere Teahouse, justo al lado del río Spree. Este edificio del siglo XVIII fue construido como santuario privado del rey Federico Guillermo II y hoy en día es un museo con la mayor colección mundial de porcelana de los productores KPM (Königlichen Porzellan-Manufaktur Berlin). En el parque también encontrarás el Nuevo Pabellón, un edificio neoclásico inspirado en una villa napolitana.


Palacio de Charlottenburg, Berlín

Eventos en el Palacio de Charlottenburg

En el invernadero puedes escuchar los músicos de la Berliner Residenz Orchester, vestidos con trajes y pelucas barrocas, y sentirte de la realeza por un día. Y, si vas a viajar a Berlín en Navidad, debes saber que el palacio tiene un mercado de artesanía y productos festivos tradicionales. Incluso verás Santa Claus con un reno.


Apuntes históricos

La construcción del Palacio de Charlottenburg tuvo lugar entre 1695 y 1699. El rey Federico I de Prusia lo hizo construir como casa de verano para su segunda esposa, Sofía Carlota. Federico le había dado una gran propiedad y el pueblo de Lietze/Lützow, que entonces quedaba fuera de Berlín. De modo que esta residencia veraniega primero se llamó Palacio de Lietzenburg. Amante de las artes, Sofía Carlota tocaba el clavicordio y cantaba ópera italiana. Invitó al palacio poetas, filósofos, músicos y artistas. Incluso se dice que el mismo rey necesitaba invitación para acudir.

Guía turismo Palacio de Charlottenburg

Los monarcas posteriores también veraneaban en el Palacio de Charlottenburg e hicieron añadir edificios. En 1824 se construyó el Nuevo Pabellón; a Federico Guillermo III le gustaba tanto que lo prefería al palacio principal. Durante el siglo XIX, los reyes fueron frecuentando menos el palacio. En 1880 dejó de ser residencia real y los terrenos se abrieron al público. Durante la Segunda Guerra Mundial, quedó muy dañado. Más tarde, fue reconstruido. Ahora es el palacio de los Hohenzollern más grande que se conserva y uno de los lugares turísticos de Berlín.

Precios, horarios y localización

  • Dirección: Spandauer Damm, 10-22
  • Cómo llegar: Bus (líneas 309, 109 y M45) y metro (Parada: Richard-Wagner-Platz, línea U7)
  • Horarios: de martes a domingo, de 10.00 a 17.30 (abril-octubre) y de 10.00 a 16.30 (noviembre-marzo). Los horarios del Nuevo Pabellón son un poco distintos, y el Mausoleo y el Belvedere Teahouse cierran en invierno
  • Precio: regular, 12€ y reducido, 8€ (varían en función de qué visitas)