Vivir y trabajar en Berlín

Irse a vivir y trabajar a Berlín

¿Estás pensando en mudarte a Berlín y ser partícipe de su modernidad, cosmopolitismo y entorno monumental? Pues en esta página encontrarás la información que necesitas para vivir y trabajar en Berlín, ya sea documentación, formas de buscar piso o empleo, precios…

Mudarse a Berlín: vivir y trabajar

Hay muchas cosas que hacen de Berlín un buen lugar para vivir. Primeramente, el coste de la vida. Si bien es verdad que los alquileres no son baratos, Berlín es más asequible que otras grandes ciudades alemanas y europeas. Por otra parte, y no menos importante, salta a la vista que la capital alemana es una ciudad monumental, llena de historia, barrios con personalidad y una vibrante escena nocturna, cultural, y de ocio. En Berlín siempre hay propuestas interesantes que hacer, desde darlo todo en un local donde suena techno hasta bañarse en uno de sus lagos o visitar museos de renombre internacional.

mudarse a Berlín

La vida berlinesa también está marcada por el cosmopolitismo, la multiculturalidad y la tolerancia. Entre los 3,7 millones de habitantes de la ciudad, conviven personas de 190 nacionalidades distintas; hay una gran comunidad turca, por ejemplo. Además, residir en Berlín es estar rodeado de grandes áreas verdes, huertos urbanos y cantidad de parques infantiles. Esto prueba la conciencia medioambiental de la ciudad, junto con otros aspectos como la restricción de emisiones en el centro y las tendencias de cocina vegana o productos de km 0 en numerosos restaurantes.

Ahora ya tienes una pequeña idea de cómo es la vida en Berlín y por qué vivir allí. Pero ¿cómo está el precio del alquiler? ¿Qué suele incluir? ¿Dónde tengo que buscar residencia o trabajo? ¿Puedo moverme por la ciudad solo con el inglés? ¿Qué necesito para obtener el permiso de residencia? A continuación intentaremos responderte todas estas preguntas y, si quieres conocer las distintas zonas de la ciudad, te recomendamos nuestro artículo sobre barrios donde alojarse.

¿Cómo buscar piso o vivienda en Berlín?

Encontrar piso en Berlín no es una tarea fácil; hay mucha demanda y falta de vivienda. Otros problemas son la gentrificación y el aburguesamiento de algunos barrios, antes más bohemios, así como la subida de precios. A principios de 2020, entró en vigor una ley para congelar el precio de los alquileres, pues en la última década este se ha doblado. Es verdad que durante muchos años, los alquileres en Berlín eran bajos; un piso de 60 m2 costaba 6,17€ por m2 el 2011. No obstante, en la actualidad, se paga por 12€ el m2. Hoy en día, el precio medio para alquilar un piso en la capital alemana es de 13,48€ por m2.

Alquilar una vivienda directamente al propietario puede ser difícil si todavía no tienes trabajo cuando llegues a Berlín. Así que una buena opción es empezar subarrendando un piso, compartiendo habitación o estableciéndote en un hostel o una residencia de estudiantes y, mientras tanto, buscar vivienda. Puedes hacerlo en las ediciones de fin de semana de los periódicos, en las agencias inmobiliarias (llamadas "makler" o "immobilienmakler") o por internet, en páginas como WG-Gesucht, Immobilien Scout 24 o Immowelt. También puedes mirar en la búsqueda de apartamentos del portal oficial de Berlín. Por otra parte, te dejamos este enlace con contactos de organizaciones de inquilinos, asociaciones de propietarios, oficinas de vivienda...

A la hora de buscar alojamiento te será útil saber la diferencia entre "kaltmiete" y "warmmiete". El primero significa "alquiler en frío", es decir, sin contar los gastos, como la calefacción, el agua… El segundo, o alquiler en caliente, incluye los gastos, aunque no siempre los cubre todos. Lo que habitualmente tampoco está incluido en el piso son los electrodomésticos. También debes saber que se suele tener que pagar un depósito. Este equivale al precio de unos tres meses de alquiler.

Documentación para vivir en Berlín

Documentación para vivir y trabajar en Berlín

A nivel de documentación necesaria para alquilar piso, puede que el propietario o propietaria te pida un comprobante de ingresos, referencias del casero de tu última vivienda conforme llevabas los pagos al día y, si eres estudiante, el certificado del centro educativo. En caso que no seas ciudadano de la Unión Europea, puede que te soliciten tu permiso de residencia (ahondaremos en este aspecto más abajo, en el apartado específico sobre papeleo). Por otra parte, el inquilino también debe tener una cuenta bancaria alemana.

Una vez hayas conseguido contrato de vivienda, es necesario registrar tu lugar de residencia en una oficina del distrito (Bürgeramt) en un período de 14 días después de la mudanza. Este formulario de empadronamiento (llamado "anmeldung") se necesita para muchas cosas en Berlín, como abrir una cuenta bancaria, alquilar un coche, apuntarse al gimnasio... así que llévalo siempre encima. Para conseguirlo, puedes pedir cita por teléfono o por internet a la oficina municipal local pero el trámite se hace en persona. Tendrás que presentar los documentos que te listamos a continuación. Ten en cuenta, también, que deberás actualizar el registro si te mudas otra vez.

  • Formulario de registro de residentes
  • Contrato de alquiler (o de compra)
  • Identificación personal o pasaporte
  • Confirmación del propietario conforme te has mudado (o bien del inquilino principal, si tu no apareces en el contrato de alquiler)
  • Certificado de matrimonio, si estás casado
  • En el caso de tener hijos, sus documentos de identificación o certificados de nacimiento

¿Cómo buscar trabajo en Berlín?

Cómo buscar trabajo en Berlín

Algunas formas de buscar empleo en Berlín son la bolsa europea de trabajo EURES, la Agencia Federal de Ocupación (Bundesagentur für Arbeit), la página pública Talent Berlin, las agencias de empleo, las agencias de trabajos temporales, los portales de internet como Berlin Startup Jobs… Puedes buscar un empleo en tu sector pero otra idea es buscar ofertas laborales que precisen de un buen nivel de español, como profesor, o bien empezar trabajando en hostelería, tiendas o almacenes. Si eres estudiante, puedes plantearte trabajar de aupair o hacer una FP dual, es decir, un ciclo formativo mientras trabajas en una empresa del sector.

En Berlín hay más de 350.000 compañías y la mayoría de empresas son medianas o pequeñas. La capital alemana se caracteriza por el boom de startups, más que por tener mucha empresa industrial. Dicen que se crea una cada 20 horas. También puedes encontrar empresas que trabajan para la sostenibilidad. Respeto al salario mínimo profesional, este está a alrededor de 10€ la hora y la media de sueldos en Berlín es de 2.000€ netos al mes. Cabe decir que, para encontrar trabajo, es importante hablar alemán o tener un muy buen nivel de inglés.

A la hora de relacionarte en el trabajo, piensa que las costumbres y normas sociales en Berlín pueden ser diferentes a las de tu país. Por ejemplo, hay menos contacto y más distancia física entre las personas que en los países mediterráneos. A la hora de saludar, es preciso dar la mano, en vez de dos besos. Por otra parte, los alemanes valoran mucho la puntualidad y suelen mostrarse reservados por lo que respecta a su vida privada.

Documentos para trabajar en Berlín

Los ciudadanos de la Unión Europea y el Espacio Económico Europeo pueden buscar trabajo y empezar a trabajar en las mismas condiciones que los ciudadanos alemanes. En cambio, si tu país no pertenece a la UE o al EEE, necesitarás solicitar la visa para fines laborales. Puedes hacerlo a la embajada o consulado alemán de tu país (consulta su página web para más información).


¿Cómo aprender alemán?

Se puede vivir y trabajar en Berlín solo con el inglés. Y es que muchos alemanes hablan esta lengua. También puede ser que en tu lugar de trabajo no necesites el alemán. No obstante, aprender alemán básico es una buena recomendación. En primer lugar, porque no todos los berlineses son capaces de comunicarse en inglés. Por otra parte, porque normalmente se requiere un nivel B2 para trabajar. Y, finalmente, porque tal vez lo necesites para la vida cotidiana y los trámites ciudadanos. Aprender una lengua es integrarse y mostrar interés; si tu estancia es corta, puedes memorizar algunas expresiones típicas.

Para aprender alemán, Berlín cuenta con numerosas escuelas públicas, las llamadas "volkshochschule", que gozan de reconocimiento y están a buen precio. Eso sí, puede que tengan mucha demanda. Otra opción es el Goethe Institut, que es la escuela oficial de alemán, o bien los tándem y los grupos de conversación, en los que puedes practicar el idioma germánico y, a cambio, ayudar a tus compañeros con su español.


¿Qué papeles o documentación necesitas?

En los apartados anteriores, ya te hemos contado algunos aspectos sobre la documentación para vivir y trabajar en Berlín. Sin embargo, en esta sección vamos a recapitular y a añadir algunos datos para resolver todas tus dudas. La documentación necesaria para residir y trabajar en Berlín es diferente en función de tu nacionalidad. Los ciudadanos de los países de la Unión Europea o el Espacio Económico Europeo tienen libertad de movimiento y no necesitan una visa para entrar y permanecer en Berlín o Alemania. Eso sí, si quieren estar allí más de tres meses, es necesario empadronarse en la oficina Bürgeramt en un período de dos semanas después de encontrar domicilio.

Por lo que hace a los ciudadanos de fuera de la Unión Europea o el Espacio Económico Europeo, necesitan uno de estos títulos: una visa, un permiso de residencia, la tarjeta azul de la UE, un permiso de establecimiento o el permiso de residencia permanente de la UE. La visa se solicita en la embajada o consulado alemán de tu país y, una vez en Berlín, antes de que expire, debes solicitar tu permiso de residencia en la Oficina de Registro de Extranjeros. Hay países exentos de esta visa, como Israel, Australia, Canadá o Estados Unidos.

Por otra parte, también es recomendable inscribirse al consulado de tu país de origen; te será útil en caso que te roben o pierdas los documentos de identidad. Del mismo modo, es interesante cambiar la tarjeta sanitaria europea (solo válida para turistas) por un seguro médico alemán. Generalmente, el seguro de salud es obligatorio en Alemania. Incumplirlo puede comportar sanciones. Existen seguros privados, estatutarios, para estudiantes… Por lo que hace a abrir una cuenta bancaria, necesitarás DNI o pasaporte, tener domicilio fijo y, por lo tanto, el documento de empadronamiento (o la matrícula de universidad, si eres estudiante y no estás empadronado). Puede que, en función del tipo de cuenta y banco, también te pidan certificado de salario o permiso de trabajo.

s