Visitar Checkpoint Charlie Berlín

Visitar Checkpoint Charlie en Berlín

El paso fronterizo Checkpoint Charlie fue uno de los más conocidos durante la época de la Guerra Fría. Fue ahí por donde muchos ciudadanos del Berlín del Este intentaron escapar. Hoy en día, en la zona hay una reproducción del Checkpoint Charlie original y un museo.

Un conocido paso fronterizo

Visitar Checkpoint Charlie

En el barrio de Kreuzberg, en la esquina entre Zimmerstraße y la comercial Friedrichstraße, puedes ver la recreación del paso fronterizo Checkpoint Charlie. Este fue el punto de control más conocido durante la Guerra Fría, junto con el Puente Glienicke en Potsdam. Hoy en día, además de ser uno de las lugares que ver en Berlín, es un recuerdo del Berlín dividido por el Muro y del enfrentamiento entre capitalismo y comunismo. Cabe decir que hay quien lo considera un lugar para turistas.

Si visitas Checkpoint Charlie, te encontrarás una recreación de la caseta de vigilancia, con la bandera, la barrera, los sacos de arena y el cartel indicando que se está abandonando la zona americana. La caseta original se puede ver en el Museo de los Aliados. También hay las fotografías de un soldado estadounidense y uno de soviético, así como una exposición al aire libre y unos actores vestidos de soldado con los que te puedes hacer la foto de rigor (pagando). Además, el Museo del Muro en el Checkpoint Charlie te descubrirá la inventiva de los habitantes de Berlín del Este para escapar a través del paso fronterizo; hubo numerosos intentos.

Como curiosidad, Checkpoint Charlie también es el escenario de diversas obras de ficción sobre espionaje. En sus cercanías hay lugares tan interesantes como la Topografía del Terror, el Museo Judío, la plaza Gendarmenmarkt, el Monumento del Holocausto y Potsdamer Platz.

Paso fronterizo Checkpoint Charlie

Apuntes históricos

Entre 1961 y 1990, Checkpoint Charlie fue el principal punto de entrada y salida al Berlín del Este para diplomáticos, periodistas y visitantes no alemanes, así como de las fuerzas armadas de los aliados. El nombre del paso fronterizo se debe al alfabeto fonético de la OTAN y fue el tercer punto de control que abrieron los Aliados en Berlín y sus alrededores. En octubre de 1961, fue el lugar de la "confrontación de los tanques" en que los tanques estadounidenses y soviéticos tomaron posición y muchos temieron por si estallaba una nueva guerra.

Checkpoint Charlie también fue el punto por el que muchos intentaron escapar del Berlín del Este. Un caso conocido es el de Peter Fechter, que fue disparado por soldados fronterizos de la RDA mientras intentaba cruzar el Muro. Fechter se desangró sin recibir atención médica, ya que la policía del Berlín Occidental tenía prohibido intervenir y los guardias de Checkpoint Charlie tampoco lo hicieron.

Museo de Checkpoint Charlie

Tiene su origen en 1962, cuando Rainer Hildebrandt, un resistente, empezó el museo en su apartamento, catalogando los planes de fuga al Berlín Occidental y apoyando los intentos de hacerlo. Hoy en día el Museo del Muro (Mauermuseum - Museum Haus am Checkpoint Charlie) te descubre la historia del Muro de Berlín y de quienes huyeron de la Alemania del Este. También es una galería de arte. Además del cartel original del paso fronterizo, en el Museo del Muro podrás descubrir los métodos de las huidas, como un escondite en el asiento de un coche trabant o entre dos tablas de surf, y hasta un globo aerostático.

Precios, horarios y localización

  • Dirección: Friedrichstraße, 43-45 (Kreuzberg)
  • Cómo llegar: metro (parada U Kochstr./Checkpoint Charlie, línea U6 y parada U Stadtmitte, líneas U2 y U6) y bus (líneas 200, 265, 300, N2, N6, M29 y M48)
  • Horarios: Checkpoint Charlie se puede ver a todas horas. El Museo del Muro, de 9.00 a 22.00
  • Precio: Checkpoint Charlie se ve libremente mientras que la entrada al museo cuesta 14,50€ (adultos), 7,50€ (de 7 a 18 años) y 9,50€ (universitarios)
  • Página oficial del museo: http://www.mauermuseum.de/en